Cómo ganar dinero rápido alquilando plazas de garaje

Las plazas de garaje son un caramelo muy goloso para los inversores y su interés sigue estando al alza. La inversión en este tipo de inmuebles conlleva un precio menor que en las viviendas y su alquiler asegura una rentabilidad fija. 

Razones para la inversión

La falta de aparcamiento en las grandes ciudades, la poca oferta y la gran demanda hace que el precio de alquiler de las plazas de garaje haya aumentado considerablmente en los últimos años. Por ello, pequeños, medianos y grandes inversores suelen estar atentos a la compra de espacios de parking donde no es necesario la compra de la vivienda. Se debe considerar que para el alquiler de estos inmuebles, a diferencia de la vivienda, no necesitan apenas mantenimiento ni reparaciones antes de comenzar a alquilarlos y obtener rentas rápidas de ellos.

La inclusión de espacios adicionales como el trastero o repisas o incluso una fácil y rápida entrada o salida del parking hace que su precio de alquiler pueda aumentar aún más comparadas con las de alrededor. Esto evidentemente viene añadido al precio que normalmente viene fijado por su localización, donde las plazas del centro de las grandes urbes son las más cotizadas y caras.

Hablemos de precios
Si hablamos de precio de compra, los precios rondan entre los 10000 y los 50000€. Durante 2020 estos precios han bajado al igual que ha sucedido con la vivienda. Sin embargo, el alquiler sí ha subido y, en ciudades como Madrid y Barcelona, hasta un 1.2% y 2% respectivamente. Según diversos estudios y de forma general, una plaza de garaje asegura una rentabilidad media de un 9,3% de rentabilidad bruta media en nuestro país.

Leer la noticia en emprendedores.es