Casting de inquilinos: cómo saber si eres un buen candidato.

En zonas donde hay una gran falta de pisos en alquiler de pisos de larga duración, son muchos los huéspedes que contactan a un propietario cuando este apenas ha publicado el anuncio en algún portal web. El huésped se ve saturado de llamadas y correos electrónicos. Es en este momento donde debe decidir su próximo inquilino. Para ello, los propietarios suelen organizar visitas donde espacian el tiempo entre candidato y candidato. Es el llamado casting de inquilinos.

También los hay que prefieren una visita en grupo de varios candidatos para no tener que repetir el mismo procedimiento de enseñar el apartamento. En este artículo te mostramos algunos consejos para que tu seas el candidato seleccionado a alquilar el apartamento. 

Muestra buen trato desde el inicio

La famosa frase "la primera impresión es la que cuenta" tiene mucho que ver en este sentido. El día de la visita lleva ropa llega con suficiente tiempo de antelación para no parecer con prisa o ansia. También es recomendable vestir acorde a la cita que vas a tener. Es muy importante tener un trato educado con el propietario, mostrándote amable y respetuoso en todo momento. De esta forma mostrarás al propietario indirectamente que eres una persona educada y cuidadosa. Además, si has pensado en hacer fotos al apartamento, pide siempre permiso antes al propietario.

Solvencia económica demostrable

Sabemos que para el arrendatario los huéspedes con mayor solvencia económica son más atractivos. Si este es tu caso, lleva contigo (o al menos en el móvil) la documentación necesaria para proporcionar evidencias de solvencia: nóminas, contrato, etc. Sin embargo, si este no es tu caso y tus ingresos son reducidos, ten presente que el propietario querrá estar seguro de que vas a pagar la mensualidad y que no tendrá contigo problemas con el pago del alquiler. Una idea es proporcionar avales.

solvencia económica

 

Aporta referencias de otros propietarios

Si como suele ocurrir, este no es tu primer apartamento, puedes pedir a tu antiguo casero que se ponga en contacto con el propietario para hablar sobre ti. El nuevo propietario podrá obtener más información sobre ti así como tener una valoración del inquilino por parte de alguien de su gremio. Tu antiguo casero podrá hablar sobre si dejaste su casa en buen estado, tenías una buena comunicación con él o eras puntual a la hora de realizar el pago del alquiler. Es siempre un motivo de seguirdad al propietario para que seas el elegido en el casting.

Contrato conseguido

 

No exijas todo en la primera visita

Es probable que llegues a la visita con una idea del apartamento diferente (posiblemente mejor) a la que tienes una vez que lo ves in-situ. Si aprecias diferentes detalles en el alojamiento que el propietario debería arreglar o comprar no permitas que toda la conversación sea en este sentido, esto es, exigiendo que se hagan cambios o mejoras. Esto puede hacer que el casero crea que eres un inquilino problemático y que sólo pondrá pegas a su casa. Piensa que una vez que el arrendatario te diga que el piso es tuyo, podrás negociar todos los cambios que quieras, o incluso reflejarlos en el contrato.