Evita abusos en el alquiler de larga duración

Alquilar para larga duración tiene a veces sus riesgos y a veces no resulta algo sencillo. Hay muchos factores difíciles de controlar y donde tanto el propietario como el huésped se pueden sentir desprotegidos. Cuando un usuario, ya sea el arrendador o arrendatario entra en el juego del alquiler, asume que tendrá a enfretarse a situaciones que pueden generar incómodas o no demasiado justas, especialmente las referidas a las negociaciones. Aquí te detallamos algunas de ellas y cómo podemos evitarlas.

Tómese su tiempo


Antes de la crisis global debido al Covid-19 los alquileres se negociaban con una rápida asombrosa, especialmente en las grandes ciudades. La demanda superaba con creces a la oferta y los acuerdos se cerraban casi en el mismo día que el anuncio del alojamiento aparecía publicado. Sin embargo, la situación del alquiler de larga temporada en España ha cambiado, la oferta ha superado a la demanda y los precios han comenzado a bajar. Por ello, el futuro huésped puede tomarse más tiempo para estudiar las condiciones del alquiler, cláusulas del contrato, volver a visitar la vivienda y en definitva analizar todos detalles del alojamiento detenidamente antes de dar el paso definitivo.

Calcule hasta cuánto puede gastarse


El huésped debe sentarse tranquilamente a analizar sus ingresos y hacer un cálculo de cuánto puede asumir según sus necesidades y el piso que busca. De esta forma se pueden evitar inpagos, retrasos en el pago de la mensualidad y otras situaciones desagradables en la relación con el propietario.

Visite el alojamiento antes de decidirse


A veces las prisas nos juegan una mala pasada. Estamos desesperados por encontrar un alojamiento que se ajuste a nuestro piso ideal imaginado y nos lanzamos sin siquiera haber visto el piso in-situ. Por ello, es recomendable siempre realizar como mínimo una visita al alojamiento llevando consigo una lista de preguntas que realizar al propietario. También se aconseja ir acompañado ya que, como se dice, cuatro ojos ven más que dos.

Lee la noticia en elpais.com