¿Puedo permitirme pagar ese alquiler?

Encontrar un piso de alquiler que cumpla con todas nuestras expectativas es realmente complicado, y más si contamos con un presupuesto humilde. Los portales inmobiliarios ayudan mucho a la hora de comparar inmuebles, pero, cuando por fin vemos el que más nos convence, suele ocurrir que su precio es más caro que el resto y en nuestra cabeza sobrevuela la famosa duda: ¿puedo permitírmelo con mi sueldo?

Ya sabemos que encontrar el piso de nuestros sueños no es fácil. La mayoría de las veces resulta complejo encontrar una vivienda que cumpla exactamente con todos nuestros requerimentos. Después de varias visitas, cuando encontramos uno que cumple con lo que buscábamos resulta ser más caro que el resto. Es por ello que debemos preguntarnos si podemos permitirnos pagar ese alquiler. Para ello debemos analizar algunas cifras.

Por lo general, la mayoría de expertos recomiendan no superar un gasto de un 30% de nuestros ingresos en el alquiler de la vivienda. Podemos imaginar que, aunque sea esta una situación ideal para la economía de una familia, no suele ser la realidad. Se suele dedicar un mayor gasto a esta partida y de hecho, en muchos casos resulta ser el mayor gasto mensual comparado con el gasto en transporte, facturas de suministros, etc.

Si la vivienda va destinada una persona o incluso una pareja este porcentaje dedicado a pagar el alquiler se incrementa sustancialmente. En muchos casos el alquiler de una vivienda como la que soñamos es inviable sino se comparte con otros inquilinos.

Leer la noticia en larazon.es