Suecia: país del alquiler regulado

En la situación actual donde los precios apenas se mueven a pesar de la bajada de demanda y al aumento de la oferta como consecuencia del covid-19, el alquiler sigue y seguirá dando de qué hablar en la actualidad política y social. Suecia es un ejemplo que siempre aparece, un país donde, desde que terminó la Segunda Guerra Mundial, los precios del alquiler tienen un estricto control

Esto ha hecho que hoy en día cualquier ciudadano sueco deba esperar una veinte años para tener acceso a un apartamento regulado en la capital, Estocolmo. Las razones pueden ser varias. La primera de ellas es que existe una lista de espera con más de 500.000 ciudadanos a la espera de una vivenda de alquiler de este tipo. Otra razón son los evidentes problemas en a la hora de controlar los precios o poner limitaciones a la oferta de alojamientos en alquiler. 

Todo ello ha provocado la reducción de nuevos edificios construidos y por tanto que la lista de espera no deje de crecer. Apenas hay apartamentos económicos y acceder a ellos dada la demanda existente, parece una tarea imposible en Suecia.

Leer la noticia en magnet.xataka.com